Mana diarioParasháDonaciónDoctrina TrinidadAudio

Parashá 02 Noaj

Génesis 6:9 – 11:32

Por Dr. K. Blad ©

Segunda edición 2013-14 (5774)

Prohibida toda reproducción lucrativa

Aliyás de la Torá:

  1. 6:9-22
  2. 7:1-16
  3. 7:17 – 8:14
  4. 8:15 – 9:7
  5. 9:8-17
  6. 9:18 – 10:32
  7. 11:1-32
  8. Maftir: 11:29-32

 

Haftará: (radición Ashkenazí) Isaías 54:1 – 55:5 (Tradición Sefardí) Isaías 54:1-10

Los Los Escritos Mesiánicos: Marcos 2:1-28

Noaj

Es el nombre del personaje principal de esta parashá. Significa descanso.

Primera aliyá

En la primera aliyá vemos como Dios decide destruir, por medio del agua, toda carne de sobre la superficie de la tierra por causa de toda la corrupción que se ha producido. Sólo la familia de Noaj obtiene la gracia de poder sobrevivir esta destrucción mundial.

El Eterno hace un pacto con Noaj y le instruye acerca de cómo podrá sobrevivir. Tendrá que hacer un arca enorme, capaz de resistir el agua, y recoger alimentos para más de un año, para la supervivencia de su familia junto con todas las especies de animales terrestres y volátiles. Noaj hizo todo conforme a las instrucciones de Dios.

Segunda aliyá

Noaj entra en el arca junto con su familia. Por mandato del Eterno vienen también todos los animales que están escogidos para ser preservados. El mismo día empieza el diluvio con 40 días de lluvia desde arriba y 150 días de inundación de aguas subterráneas.

Tercera aliyá

El arca flota sobre las aguas que suben a una altura de 15 codos por en cima de los montes. Por esta tevilá (bautismo) todos los hombres y todos los animales perecen y el mundo es purificado. El Eterno se acuerda de Noaj y los que están con él en el arca, de modo que envía un viento para ir secando la tierra. También cierra las fuentes subterráneas y las ventanas del cielo para que las aguas se detengan. Así las aguas van bajando durante 150 días. El arca descansa sobre los montes de Ararat, el día 17 del séptimo mes desde la creación del hombre. Dos meses y medio más tarde se ven las cimas de los montes. Cuarenta días más tarde Noaj abre la ventana y primero envía un cuervo y luego una paloma para saber cómo están bajando las aguas.

En el primer día del primer mes del año Noaj quita la cubierta del arca y se da cuenta que las aguas se están secando de la tierra. Casi dos meses más tarde ya está seca la tierra.

Cuarta aliyá

Noaj sale del arca con su familia y los animales. Luego construye un altar y sacrifica toda clase de animales limpios como ofrenda de ascensión delante del Eterno. Eterno hace un juramento prometiendo que nunca más volverá a destruir toda carne de la misma manera. Las diferentes estaciones del año son introducidos en la naturaleza.

Dios bendice a Noaj y a sus descendientes y les ordena multiplicarse y llenar la tierra y además les da ciertas reglas que rigen en la nueva condición en el mundo.

Quinta aliyá

Dios establece un pacto con Noaj y todos sus descendientes y todos los animales en el cual está la promesa de no destruir nunca más toda la carne mediante las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. La señal de ese pacto es el arco iris.

Sexta aliyá

Los tres hijos de Noaj son los orígenes de todos los hombres que van a poblar toda la tierra. El primer nieto de Noaj fue Kenaan que nace poco después del diluvio.

Cuando Noaj bebe del vino de una viña que ha plantado se embriaga y se queda descubierto acostado en la tienda. Al verlo su hijo Jam no hace nada para cubrir su vergüenza, sino divulga el error a sus hermanos. Entonces Shem y Yefet toman un manto sobre sus hombros y entran de espaldas para cubrir la desnudez de su padre. Al despertar Noaj pronuncia una maldición sobre Kenaan y una bendición sobre Shem y Yefet.

De los tres hijos de Noaj, Yefet, Jam y Shem salen las 70 naciones que poblarán la tierra. De Yefet salen 15 naciones, de Jam salen 32 naciones y de Shem salen 23 naciones. (Las cuatro personas Shem, Arfajsad, Shalaj y Ever no son contados entre los 70 por ser santos.)

Séptima aliyá

Todos los hombres hablan el mismo idioma durante los 1996 primeros años de historia. Por esta causa pueden organizarse para la construcción de una ciudad y una torre con el propósito de rebelarse contra al Eterno. HaShem envía sus emisarios para dividir las lenguas de las 70 familias para que ya no se entiendan entre ellas. Así son dispersadas sobre la faz de toda la tierra y dejan de edificar la ciudad que recibe el nombre de Bavel, confusión.

Shem es el portador de la bendición principal y la promesa del futuro redentor. También es el ancestro del pueblo hebreo. Por eso la Torá se enfoca en su genealogía y menciona sus descendientes hasta llegar a la décima generación, hasta Avram.

Avram tiene dos hermanos, Najor y Harán. Harán engendra un hijo, Lot, antes de morir cuando su padre aún estaba con vida. Avram toma a una familiar como esposa, Sarai, pero ella no puede tener hijos por ser estéril.

El padre de Avram, Teraj, toma la decisión de salir con parte de su familia de Ur para ir a la tierra de Kenaan, pero se queda a la mitad del camino, y se establecen en Jarán. Allí se quedan hasta la muerte de Teraj, que en ese momento tiene 205 años de edad.

Comentarios

Primera aliyá, 6:9-22

6:9    Estas son las generaciones de Noaj. Noaj era un hombre justo, perfecto entre sus contemporáneos; Noaj andaba con Dios(LBLA revisada) – Los rabinos presentan dos maneras de interpretación de este texto. El primero dice que comparando la conducta de la generación maligna que vivía en tiempos de Noaj, él parecía justo.

Sin embargo vemos como la Torá da testimonio de que él era un hombre justo (en hebreo ish tsadik) que andaba con Dios. Además tenemos el texto de 7:1 donde HaShem está dando testimonio de que Noaj era justo delante de Él. Por esto surge la segunda interpretación de estas palabras. Se trata de que Noaj era justo y perfecto a pesar de toda la maldad que había en los hombres que le rodeaban.

Esto nos enseña que ni la cultura, ni las costumbres del país, ni las personas que rodean, ni la sociedad pueden ser responsables de la conducta de una persona. Cada uno tiene una responsabilidad para vivir en justicia e integridad delante de Dios.

Noaj andaba con Dios” – El verbo hebreo está en forma hitpalel, que es una forma reflexiva. Se puede entender de modo que Noaj se hizo caminar con Dios. No fue una cosa fácil. Se esforzaba para poder hacerlo y lo logró. Aquí aprendemos que el camino con Dios requiere disciplina personal.

No dice que Noaj caminaba con HaShem (“el Señor”) – el nombre sagrado que se escribe con las cuatro letras yud, he, wav y he – sino con Dios – en hebreo Elohim. El nombre HaShem (YHWH) expresa su misericordia y el nombre Elohim expresa su justicia. Noaj se esforzaba todos los días para animarse a si mismo a caminar con su Padre celestial en relación con su atributo de justicia. En medio de una generación perversa en la cual las normas ya no tenían ningún efecto sobre la vida diaria, en medio de esa generación Noaj caminaba en las normas del Dios justo. Esto le hizo capaz de ser elegido para ser un medio de salvación para el mundo futuro.

En Ezequiel 14:12-20 el Eterno menciona a Noaj como una de las personas más influyentes en la historia humana, junto con Yov (Job) y Daniel.

“andaba” – es la palabra hebrea hithalej – “se andaba” – que viene de la misma raíz de halajá. La palabra halajá es un sustantivo, y significa “un caminar”.

La palabra halajá se está usando en el judaísmo como un término técnico para la legislación judía. La halajá es la ley del Eterno expresada en ordenanzas y reglamentos que establecen los hombres que están puestos como líderes en el pueblo de Israel, con el propósito de aplicar los mandamientos eternos de la Torá en cada situación de la vida actual del pueblo judío.

Mientras que la Torá escrita no se puede cambiar, la halajá va cambiando según las circunstancias vividas en cada momento histórico.

De esto aprendemos que Noaj estaba interesado en vivir de forma práctica los mandamientos que el Eterno había revelado a Adam para los seres humanos. Hay un camino recto para el hombre, establecido en el momento de su creación. Noaj andaba en ese camino, y por eso fue llamado tsadik y tamim, justo e íntegro.

6:11 “Y la tierra se había corrompido delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia.” (LBLA) – Según las Escrituras hay especialmente tres pecados que traen el juicio del Dios sobre los hombres, la idolatría, el sexo ilícito y el homicidio. Cuando una nación o un pueblo llega a cierto nivel en estos tres pecados, Dios viene con juicio para eliminar esos pecados.

Un cuarto pecado es también presentado como la gota que hace rebosar el vaso de la paciencia de Dios – el robo. El texto hebreo dice que la tierra estaba llena de jamás – robos con violencia, cf. Amós cap. 1 y 2. La palabra jamás es la misma que hoy en día usa uno de los grupos terroristas en el Oriente Medio.

6:12 “Y miró Dios a la tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.” (LBLA) – Según Rashí la palabra corrompida tiene que ver con pecados sexuales y de idolatría. Estos dos pecados son los únicos que son mencionados en las enseñanzas de Pablo a los temerosos de Dios entre las naciones como algo de lo que hay que huir.

En 1 Corintios 6:18 está escrito:

Huid de la fornicación. Todos los demás pecados que un hombre comete están fuera del cuerpo, pero el fornicario peca contra su propio cuerpo.” (LBLA)

En 1 Corintios 10:14 está escrito:

Por tanto, amados míos, huid de la idolatría.” (LBLA)

No solamente los hombres estaban viviendo en pecados sexuales, sino también los animales se habían corrompido. Está escrito que toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. El camino de cada animal es el proceder natural que el Eterno ha dado a cada especie. Hay una torá, una instrucción, en cada animal creado. Cada animal sabe como comportarse para vivir su vida según el plan del Eterno. Hay un camino para cada especie. También hay un camino para el hombre. Pero en el tiempo de Noaj toda carne había corrompido su camino. Esta fue la causa del juicio por medio del diluvio.

Este texto nos da a entender que los hombres estaban manipulando los animales de manera que los cruzaban entre las diferentes especies. Obviamente fue una especie de manipulación genética. De esta manera hubo corrupción en toda la carne, y Dios decide poner fin a este tipo de mezclas. Sólo los animales que habían mantenido su originalidad en su especie desde la creación podían entrar a Noaj en el arca para ser preservados para el futuro, cf. versículo 20 que dice:

De las aves según su especie, de los animales según su especie y de todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie vendrán a ti para que les preserves la vida.” (LBLA)

Sólo los que eran conforme a su especie valían para ser preservados.

6:14 “Hazte un arca de madera de gofer” – Los rabinos han discutido para saber qué tipo de madera había en el arca. La palabra hebrea que se usa es semejante a la palabra para azufre. Rashí dice que esa madera fue elegida para hacer alusión al azufre que vino con las aguas subterráneas en el diluvio.

Algo semejante a los restos del arca se puede encontrar en las montañas de Ararat en Turquía.[1]

6:18  Pero estableceré mi pacto contigo; y entrarás en el arca tú, y contigo tus hijos, tu mujer y las mujeres de tus hijos.” (LBLA) – La relación entre el Eterno está basada sobre el principio de los pactos. A base de los pactos que él ha establecido podemos tener contacto con Él. Adam tenía un pacto por medio del cual se relacionaba con el Eterno desde el principio, como está escrito en Oseas 6:7:

Pero ellos, como Adán, han transgredido el pacto; allí me han traicionado.” (LBLA)

Un pacto es el lazo más fuerte que existe entre dos o varias persones. Un pacto no se puede anular o deshacer. Este pacto implicaba que el Eterno se comprometía a guardar los frutos que eran para comer dentro del arca durante todo el tiempo del diluvio y también implicaba una protección especial contra los hombres que querían hacer daño a Noaj y a sus hijos durante la construcción del arca.

tú, y contigo tus hijos, tu mujer y las mujeres de tus hijos” – de esto aprendemos que los hombres no estaban viviendo en relaciones maritales durante el tiempo del diluvio. Luego cuando el Eterno les ordena salir del arca les permite unirse de nuevo con sus esposas, como está escrito en 8:16:

Sal del arca tú, y contigo tu mujer, tus hijos y las mujeres de tus hijos.” (LBLA)

6:20-21 “De las aves según su especie, de los animales según su especie y de todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie vendrán a ti para que les preserves la vida. Y tú, toma para ti de todo alimento que se come, y guárdatelo, y será alimento para ti y para ellos.” (LBLA) – Según este texto los animales no fueron considerados como alimentos. Primero se habla de todos los animales, y luego de todo alimento, donde obviamente no están incluidos los animales. Así que durante 1656 años de la historia humana no se comía carne, sólo legumbres y frutas, según el mandamiento dado a los hombres en Génesis 1:29. El derecho de comer carne vino después del diluvio.

6:22 “Y así lo hizo Noaj; conforme a todo lo que Dios le había mandado, así hizo.” (LBLA) – Este es el secreto para el éxito de todos los hombres. La clave para el progreso del ser humano es hacer exactamente conforme a lo que Dios nos ha mandado.

Segunda aliyá, 7:1-16

7:1    Entonces el Eterno dijo a Noaj: Entra en el arca tú y todos los de tu casa; porque he visto que sólo tú eres justo delante de mí en esta generación.” (LBLA revisada) – Toma nota de que en este momento la Torá utiliza el nombre que se escribe con las cuatro letras Yud Hey Vav y Hey, HaShem, el Eterno. Como hemos dicho antes, ese Nombre tiene que ver con el atributo de misericordia. Así que vemos que Noaj no solamente caminaba en relación con la justicia de Dios, según 6:9, sino también tenía una relación con la misericordia del Eterno, como bien se ha dicho en el último pasuk, versículo, de la parashá anterior, Génesis 6:8:

Mas Noaj halló gracia ante los ojos del Eterno (YHWH).” (LBLA revisada)

La gracia es un favor inmerecido y está en relación con el atributo de misericordia del Eterno, y aquí en el capítulo 7 vemos como esta relación es reforzada. El Eterno ordena a Noaj a entrar en el arca para la salvación de toda la especie humana y los animales, y especialmente los animales limpios, que son los que sirven para ser sacrificados para el Eterno.

Es interesante ver que la revelación de los animales limpios e impuros ya existía en tiempos de Noaj. No significa que él podría comerlos, porque los hombres no comían carne antes del diluvio. Esa diferencia existía únicamente en relación con los sacrificios. Los animales limpios sirven para “la comida” del Eterno, alegóricamente hablando. En Números 28:2 vemos que los sacrificios son identificados por el Eterno como su “comida”, lejem en hebreo.

he visto que sólo tú eres justo delante de mí en esta generación” (LBLA) – Cuando el Eterno da testimonio de que una persona es justa delante de él, no hay ningún hombre, ni ángel, ni demonio que puede cambiar esa sentencia dada por el Tribunal Supremo, como está escrito en Romanos 8:33:

¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.” (LBLA)

Lo importante no es aparecer justo delante de los hombres, sino realmente serlo delante de Aquel que todo lo ve.

7:4    Porque dentro de otros siete días haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches, y borraré de la faz de la tierra a todo ser viviente que he creado.” (LBLA) – En este versículo el hebreo usa la palabra od, que significa “otro”, “además”, “todavía”, dando a entender que el diluvio tendría que esperar una semana. Según el midrash fue para que Noaj y su familia pudieran tener una semana de luto, en hebreo shivá, por causa de la muerte de Metushelaj que había ocurrido justo en el día cuando iba a venir el diluvio.

El padre de Metushelaj fue el profeta Janoj (Enoc). Había puesto un nombre profético sobre su hijo. El nombre Metushelaj significa “su muerte envía”, como una alusión al diluvio que iba a ocurrir exactamente en el momento de la muerte de este hombre. Es maravilloso ver que la edad de Metushelaj fue de 969 años, la mayor edad que una persona haya tenido en toda la historia humana. Vemos como el Eterno es paciente con los que pecaron y esperaba hasta lo último con el juicio.

En 1 Pedro 3:20-21 está escrito:

la paciencia de Dios esperaba en los días de Noaj, durante la construcción del arca, en la cual unos pocos, es decir, ocho personas, fueron salvadas por medio del agua. Y correspondiendo a esto, la el bautismo ahora os salva (no quitando la suciedad de la carne, sino como una petición a Dios de una buena conciencia) mediante la resurrección de Yeshúa HaMashíaj” (LBLA revisada)

7:11 “El año seiscientos de la vida de Noaj, el mes segundo, a los diecisiete días del mes, en ese mismo día se rompieron todas las fuentes del gran abismo, y las compuertas del cielo fueron abiertas.” (LBLA) – En el Talmud hay una discusión entre el rabí Eliezer y el rabí Yehoshúa para determinar a qué mes se está refiriendo aquí. Según el rabí Eliezer se refiere al mes Marjeshván (Jeshván – oct-nov) pero según el rabí Yehoshúa se refiere al mes de Iyar (abril-mayo).

La postura oficial del judaísmo está a favor del rabí Eliezer.[2]

Esto quiere decir que a partir de la salida de Egipto hubo un cambio en el calendario desde la creación del mundo. Lo que antes era el séptimo mes desde la creación de Adam, se convirtió en el primer mes para los hijos de Israel, como está escrito en Éxodo 12:2:

Este mes será para vosotros el principio de los meses; será el primer mes del año para vosotros.” (LBLA)

Cuando usa la expresión “para vosotros” hay una indicación de que no lo es para los demás pueblos que contaban los años desde la creación.

De esta manera podemos decir que el diluvio vino en el tiempo de lo que luego iba a ser otoño en Israel.

en ese mismo día se rompieron todas las fuentes del gran abismo, y las compuertas del cielo fueron abiertas” – Vemos como el diluvio no fue sólo un producto de la lluvia, sino también de aguas subterráneas que fueron desatadas para inundar la tierra.

De esto aprendemos que lo que pasó en el diluvio fue una especie de tevilá, purificación por medio de aguas rituales. Para que una tevilá sea perfecta debe ser hecha en una mikvé, una acumulación de aguas vivas, naturales, que proceden en su mayoría de fuentes subterráneas.

Según la Torá hay dos elementos que pueden purificar a otros elementos, el agua y el fuego, como está escrito en Números 31:23:

todo lo que resiste el fuego, pasaréis por el fuego y será limpio, pero será purificado con el agua para la impureza. Mas todo lo que no resiste el fuego lo pasaréis por agua.” (LBLA)

Esta vez el Eterno tomó la decisión de purificar la tierra con agua. Y para que fuera una purificación perfecta, la mayor cantidad del agua tenía que venir de fuentes subterráneas. Así el mundo fue purificado por primera vez por medio del agua. La próxima vez será por el fuego…

las compuertas del cielo fueron abiertas.” – Según entiendo, la capa protectora de agua que había sido puesta por encima de la atmósfera, cf. Génesis 1:6-7, había creado un ambiente primaveral durante todo el año.

Hay científicos que dicen que al haber una capa de agua por encima de la atmósfera aumentaría la presión atmosférica varias veces. Está comprobado que los pacientes con problemas cardíacos tienen una probabilidad de mayor supervivencia si se les hacen las operaciones del corazón en una habitación con mayor presión atmosférica. Esto nos indica que el hombre fue creado para vivir en una mayor presión atmosférica.

Todo esto podría ser parte de las razones por las cuales los hombres vivían durante mucho más tiempo antes del diluvio. Los cambios climatológicos fueron tan importantes que la edad del hombre fue reducida a una décima parte de la que había sido antes.

Ahora las “compuertas del cielo fueron abiertas” y cayó sobre la tierra toda esa agua que había estado por encima de la atmósfera. A partir de ese momento el mundo sería muy distinto. Hasta las estrellas se verían diferentes.

7:16  Y los que entraron, macho y hembra de toda carne, entraron como Dios le había mandado; y el Eterno (YHWH) cerró la puerta detrás de él.” (LBLA revisada) – El arca representa la salvación para todos los hombres. La puerta es la puerta de gracia. Llegará un momento cuando la puerta de gracia será cerrada por el Eterno. Su gracia tiene un límite para el pecador. Si el pecador no se arrepiente a tiempo, el Eterno (YHWH), el Misericordioso, tendrá que cerrar la puerta de gracia para dejar lugar al juicio condenatorio. Y cuando Él cierra, ningún hombre podrá abrir.

Tercera aliyá, 7:17 – 8:14

7:21 “Y pereció toda carne que se mueve sobre la tierra: aves, ganados, bestias, y todo lo que pulula sobre la tierra, y todo ser humano(LBLA) – En esta sección vemos como se repite varias veces que toda carne, incluidos los hombres, murieron. Este es el testimonio del Eterno, transmitido a nosotros por el profeta Moshé. Solamente ocho personas sobrevivieron el diluvio. Todos los demás hombres murieron.

7:22 “todo aquello en cuya nariz había aliento de espíritu de vida, todo lo que había sobre la tierra firme, murió” (LBLA) – la palabra hebrea para “aliento de espíritu” es nishmat-ruaj. Nishmat viene de neshamá que es el alma superior que tiene el hombre, no los animales. Los animales tienen cuerpo y alma viviente nefesh-jayim al igual que los hombres. Pero los hombres tienen algo más, tienen un alma superior.

8:4    Y en el mes séptimo, el día diecisiete del mes, el arca descansó sobre los montes de Ararat. (LBLA) – Si la teoría del rabí Eliezer y la enseñanza oficial del judaísmo es correcta, el día en que el arca descansó sobre los montes de Ararat, fue el 17 de Nisán, el mismo día cuando el Mesías Yeshúa fue resucitado de entre los muertos, tres días y tres noches después de su entierro. Fue enterrado el 14 de Nisán y resucitado el 17 de Nisán.

Según mis cálculos la muerte del Mesías ocurrió el jueves día 26 de abril del año 31 y la resurrección la noche entre el sábado y el domingo el 28-29 de abril del mismo año, cuarenta años antes de la destrucción del templo.

8:5    Las aguas fueron decreciendo paulatinamente hasta el mes décimo; y el día primero del mes décimo, se vieron las cimas de los montes.” (LBLA) – un poco después de shavuot (pentecostés) se vieron las cimas de los montes. El midrash dice que los dos montes que se vieron fueron Sinai y Tsión. En el monte de Sinai fue dada la Torá en shavuot después de la salida de Egipto, y en el monte Tsión fue dado el Espíritu del Santo en el mismo día de shavuot, cincuenta días después de la resurrección del Mesías Yeshúa.

8:13 “Y aconteció que en el año seiscientos uno de Noaj , en el mes primero, el día primero del mes, se secaron las aguas sobre la tierra. Entonces Noaj quitó la cubierta del arca y miró, y he aquí, estaba seca la superficie de la tierra.” (LBLA revisada) – El primer día del primer mes, desde la creación de Adam, corresponde al primer día del séptimo mes actual en el calendario judío, el 1 de Tishrí. Ese día coincide con una fiesta del Eterno, Yom Teruá, el día del toque de alarma, también llamada Rosh HaShaná. En ese mismo día se secaron las aguas sobre la tierra y Noaj quitó la cubierta del arca.

De la misma manera como la cubierta fue quitada del arca, en ese mismo día se abre una puerta en el cielo año tras año, para que haya un tiempo de gracia especial para arrepentimiento, entre Yom Teruá y Yom Kipur, el primer día hasta el décimo del séptimo mes. Al final de Yom Kipur es cerrada esa puerta.

Cuarta aliyá, 8:15 – 9:7

8:20  Y edificó Noaj un altar al Eterno, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocaustos en el altar.” (LBLA revisada) – La palabra para altar mizbeaj[3] viene de la raíz zavaj[4] que significa sacrificar. El altar es una mesa donde se ofrece una “comida” al Eterno. El altar es un lugar de encuentro entre el hombre y Dios.

Noaj tenía que construir ese altar. Tenía que hacer un esfuerzo para poder mostrar al Eterno su amor y sometimiento. Cada persona tiene la responsabilidad de edificar un altar al Eterno, un lugar de encuentro íntimo, un sitio donde pueda relacionarse con el Padre, por medio de un sacrificio costoso.

El holocausto consiste en quemar todo el animal. El animal que es sacrificado sobre el altar representa al hombre que lo ofrece. De esta manera el sacrificio de holocausto constituye una simbología de entrega total al Eterno. Toda mi vida es tuya. Todo lo que soy y todo lo que tengo te pertenece. Mi vida no significa nada para mí mismo. Lo único que me importa es agradarte, HaShem. Este es el mensaje de la ofrenda de ascensión (holocausto) cuando es ofrecido correctamente.

La palabra traducida como holocausto es la palabra hebrea olá,[5] que viene de la raíz alá,[6] que significa “subir”. Así que una traducción literal sería “ofrenda de ascensión”.

Una vida entregada totalmente para cumplir los propósitos del Eterno es como un sacrificio cuando sube como un “olor fragante” al Cielo.

8:21a “Y el Eterno percibió el aroma agradable, y dijo el Eterno a su corazón:” (LBLA revisada) - El aroma no vino de la carne quemada de un animal muerto. Nuestro Padre celestial no se deleita en el derramamiento de la sangre y la quema de la carne de un ser inocente. Lo que produce el aroma agradable es el corazón que está detrás de ese sacrificio. En este caso fue el corazón de Noaj. El estaba dispuesto a sacrificar estos animales preciosos como representación de su propia devoción al Creador. Al mismo tiempo estaba profetizando acerca del sacrificio del Cordero de Dios que iba a venir más adelante para quitar su pecado y los pecados de todo el mundo. Esto era agradable para el Eterno y por eso pronunció un juramento, como también está escrito en Isaías 54:9:

Porque esto es para mí como en los días de Noaj, cuando juré que las aguas de Noaj nunca más inundarían la tierra; así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reprenderé.” (LBLA revisada)

8:21b-22 “Nunca más volveré a maldecir la tierra por causa del hombre, porque la intención del corazón del hombre es mala desde su juventud; nunca más volveré a destruir todo ser viviente como lo he hecho. Mientras la tierra permanezca, la siembra y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, el día y la noche, nunca cesarán.” (LBLA)

“el día y la noche” – Rashí dice que al repetir las palabras “nunca más volveré” estas palabras se convierten en un juramento. Un juramento es parte de un pacto. Así que aquí se instituye un pacto con el cielo y la tierra, como está escrito en Jeremías 33:20 y 25:

Así dice el Eterno: "Si pudierais romper mi pacto con el día y mi pacto con la noche, de modo que el día y la noche no vinieran a su tiempo… Así dice el Eterno: "Si no permanece mi pacto con el día y con la noche, y si no he establecido las leyes del cielo y de la tierra

la siembra y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno” – el Talmud[7] habla de estas seis estaciones del año dentro de la tierra de Israel.

La siembra – la mitad de Tishrí, Marjeshván y la mitad de Kislev (octubre – noviembre)

El invierno – la mitad de Kislev, Tevet y la mitad de Shvat (diciembre – enero)

El frío – la mitad de Shvat, Adar y la mitad de Nisán (febrero – marzo)

La siega – la mitad de Nisán, Iyar y la mitad de Siván (abril – mayo)

El verano – la mitad de Siván, Tamuz y la mitad de Av (junio – julio)

El calor – la mitad de Av, Elul y la mitad de Tishrí (agosto – septiembre)

A partir del diluvio todo el sistema ecológico de la tierra cambió. Algunos de los cambios son:

1.      Los diferentes estratos geológicos fueron formados por la sedimentación en el fondo de las aguas.

2.      Los fósiles fueron hechos por la presión sobre los animales que quedaron enterrados vivos en el lodo en el fondo de los valles. Muchos de esos valles luego fueron levantados hasta las alturas y así se encuentran muchos fósiles en las montañas.

3.      El agua que estaba encima de la atmósfera desapareció lo cual produjo:

a.       Perdida del efecto invernadero – la vegetación ya no era la misma

b.      Los rayos radioactivos del espacio alcanzan los cuerpos vivos y reducen su resistencia – los hombres mueren más jóvenes

c.       Disminución de la presión atmosférica – una condición diferente de vida

d.      Cambio de lugar de la tierra – los polos geográficos se movieron, lo cual produjo las seis estaciones mencionadas anteriormente.

9:1    Y bendijo Dios a Noaj y a sus hijos, y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra.” (LBLA revisada) – Esta bendición hizo que los tres hijos de Noaj pudieran reproducirse y ser los tres padres de las tres razas principales que existen entre los hombres.

9:3    Todo lo que se mueve y tiene vida os será para alimento: todo os lo doy como os di la hierba verde.” (LBLA) – A partir de ahora el hombre tiene permiso para comer carne. Los hijos de Noaj tienen permiso de comer animales impuros. No es pecado para ellos. La prohibición de comer animales impuros fue dada al pueblo de Israel en Sinaí, cf. Levítico 11 y Deuteronomio 14. Sin embargo, los temerosos de Dios entre las naciones hacen bien en no comer animales impuros.

9:4    Pero carne con su vida, es decir, con su sangre, no comeréis.” (LBLA) – El texto habla de la prohibición de comer carne, a saber miembros de un animal, que todavía tiene su sangre circulando en él. Esto incluye aquella sangre que esté saliendo del animal mientras que siga con vida. Esta norma es para todos los hijos de Noaj, es decir todos los hombres.

De este pacto con Noaj y sus hijos se sacan siete leyes fundamentales para toda la raza humana. Estas leyes concuerdan con la conciencia del hombre, como Pablo también enseña en Romanos 2:14-15 donde está escrito:

Porque cuando los gentiles, que no tienen la ley, cumplen por instinto los dictados de la ley, ellos, no teniendo la ley, son una ley para sí mismos, ya que muestran la obra de la ley escrita en sus corazones, su conciencia dando testimonio, y sus pensamientos acusándolos unas veces y otras defendiéndolos” (LBLA)

Las siete son:

1.      No idolatrar

2.      No blasfemar

3.      No matar

4.      No fornicar

5.      No hurtar

6.      No comer miembros o sangre de un animal vivo

7.      Establecer cortes de justicia, autoridades

Quinta aliyá, 9:8-17

9:12-13 “Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que hago entre yo y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por todas las generaciones: pongo mi arco en las nubes y será por señal del pacto entre yo y la tierra.” (LBLA) – Este pacto fue hecho con Noaj y sus hijos junto con la tierra por todas las generaciones futuras.

“mi arco” – La señal del  pacto es el arco iris que en la tierra aparece sólo como una mitad. En las visiones del trono celestial que tuvieron los profetas pudieron ver el arco del Eterno alrededor del trono, y allí lo vieron completamente redondo, no la mitad, cf. Ezequiel 1:28 y Revelación 4:3. Este pacto seguirá vigente mientras que se siga viendo el arco iris en las nubes. Como hay siete colores en el arco, así hay siete leyes principales en este pacto.

9:17 “Y dijo Dios a Noaj: Esta es la señal del pacto que he establecido entre yo y toda carne que está sobre la tierra.” (LBLA revisada) – En este texto aparece la palabra pacto 7 veces, la palabra carne 6 veces y la palabra tierra 10 veces.

Sexta aliyá, 9:18 – 10:32

9:18 “Y los hijos de Noaj que salieron del arca fueron Shem, Jam y Yefet; y Jam fue el padre de Kenáan.” (LBLA revisada) – Kenáan fue el primer nieto de Noaj. Los nietos también son llamados hijos en las Escrituras. Un descendiente más lejano también es llamado hijo. Por eso el Mesías es llamado ben David, hijo de David, por ser de la casa real de David.

9:19 “Estos tres fueron los hijos de Noaj, y de ellos se pobló toda la tierra.” (LBLA revisada) – Todos los hombres de la tierra vienen de estos tres hijos de Noaj.

9:22 “Y Jam, padre de Kenáan, vio la desnudez de su padre, y se lo contó a sus dos hermanos que estaban afuera.” (LBLA revisada) – Un rebelde siempre busca la manera de anunciar los errores de su autoridad y así pierde su bendición. En lugar de cubrir las faltas de su padre Jam las difundió.

Aquí es mencionado Kenáan. Esto indica que él tenía que ver con el asunto.

9:23a             Entonces Shem y Yefet tomaron” (LBLA revisada) – En el hebreo el verbo está en singular, tomó. Esto nos enseña que fue Shem el que tomó la iniciativa para honrar a su padre y cubrir su desnudez. El humilde cubre las faltas de su autoridad y recibe honra y bendición por ello.

9:24-25 “Cuando Noaj despertó de su embriaguez, y supo lo que su hijo menor le había hecho, dijo: Maldito sea Kenáan; siervo de siervos será para sus hermanos.” (LBLA revisada) – El hijo menor de Noaj fue Kenáan. La Torá no dice lo que había hecho. En los midrashim se especula sobre esto. Algunos dicen que castró a su abuelo, otros dicen que cometió otro acto perverso. Personalmente creo que cometió algún acto de homosexualidad. Los hijos de Kenáan fueron los fundadores de las ciudades Sedom y Amorá que fueron juzgadas por sus actos de homosexualidad. Noaj vio proféticamente lo que los descendientes de Kenáan iban a hacer, y por eso maldijo al que tenía ese comportamiento. Otros pecados sexuales que sus descendientes cometerían están escritos en Levítico 18.

9:26-27 “Dijo también: Bendito sea HaShem, el Dios de Shem; y sea Kenáan su siervo. Ensanche Dios a Yefet, y habite en las tiendas de Shem; y sea Kenáan su siervo.” (LBLA revisada) – Las palabras de un padre tienen un poder enorme sobre el futuro de sus hijos. Estas palabras que Noaj pronunció sobre sus hijos marcarían el futuro de toda la historia humana. El pueblo de Israel, descendiente de Shem, llegó a ser el portador de la presencia del Eterno y el receptor y transmisor de la Torá.

Los descendientes de Yefet han sido los que más se ha extendido en la tierra.

Jam, el padre de los de piel oscura, no recibió ninguna bendición. Sin embargo ya había sido bendecido por el Eterno en 9:1. La maldición no cayó sobre él, sino sobre su hijo primogénito. Los descendientes de Kenáan tuvieron que ser destruidos por los hijos de Israel después de su salida de Egipto. La razón fue que habían cometido toda clase de idolatría y perversión sexual, junto con derramamiento de mucha sangre inocente. Estos pecados causaron su aniquilación.

Cuando una persona se arrepiente de los pecados de sus antepasados y recibe la gracia dada del cielo, experimentará como la maldición se rompe sobre su vida. Esto pasó con la mujer cananea Rajav, que recibió a los espías de los hijos de Israel cuando estaban preparando la conquista de Jericó. Por su arrepentimiento obtuvo el honor de ser una de las madres del Mesías (ver Mateo 1:5). Así vemos como la maldición fue rota.

Bendito sea el Eterno – En hebreo Baruj HaShem. Esta bendición, que se usa mucho entre el pueblo judío hoy en día, es una de las bendiciones más antiguas del mundo.

Si comparamos el texto de 5:32 con 11:10 vemos que Shem no era el primogénito de Noaj.

En el texto de 10:21 hay una ambigüedad en el hebreo. Podría significar tanto que Shem era el hermano mayor de Yefet o que Yefet era el hermano mayor.

Ahora, si miramos el orden en que aparecen los hijos de Noaj en la genealogía del capítulo 10 vemos que primero viene Yefet, luego Jam y finalmente Shem. Es probable que ese haya sido su orden de nacimiento.

El Eterno cambió el orden de importancia de estos hijos y puso a Shem como el primero, por ser el portador de las bendiciones y la promesa del Simiente de la mujer, el Mesías.

Séptima aliyá, 11:1-32

11:1 “Toda la tierra hablaba la misma lengua y las mismas palabras.” (LBLA) - La única lengua que todos los hombres hablaban durante 1996 años fue la lengua original, con la cual el Eterno había creado el mundo, la lengua hebrea.

11:2 “Y aconteció que según iban hacia el oriente, hallaron una llanura en la tierra de Shinar, y se establecieron allí” (LBLA revisada) – La tierra de Shinar es Babilonia. Allí nació el ocultismo y la astrología. Babilonia es la madre de las rameras de la tierra. Las rameras son las religiones apóstatas.

11:3 “Y se dijeron unos a otros: Vamos, fabriquemos ladrillos y cozámoslos bien. Y usaron ladrillo en lugar de piedra, y asfalto en lugar de mezcla.” (LBLA) – En Babilonia no hay piedras naturales.

11:4 “Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta los cielos, y hagámonos un nombre famoso , para que no seamos dispersados sobre la faz de toda la tierra.” (LBLA) – En la rebeldía que se había levantado bajo Nimrod y que estaba tomando el control sobre todos los hombres del mundo, intentaron hacer una ciudad y una torre para desafiar al Eterno. Los motivos detrás de sus ideas eran rebeldes. Los hombres ya no querían estar sometidos al Creador, sino se inventaron su propio sistema de culto. En el primer capítulo de la carta de Pablo a los romanos él explica todo este proceso de apostasía.

11:5 “Y el Eterno descendió para ver la ciudad y la torre que habían edificado los hijos de los hombres.” (LBLA revisada) – El Eterno está en todo lugar. Este tipo de descenso es una alusión a sus emisarios, los ángeles que vienen a representarle. El Eterno viene por medio de sus emisarios, sus agentes.

11:6 “Y dijo el Eterno: He aquí, son un solo pueblo y todos ellos tienen la misma lengua. Y esto es lo que han comenzado a hacer, y ahora nada de lo que se propongan hacer les será imposible.” (LBLA revisada) – La unidad de lengua implica también unidad de pensamientos. Esta capacidad de unidad y de organización causó que los hombres pudieran llegar a hacer todo lo que podían soñar. La unidad en la organización tiene mucho poder, tanto para lo bueno como para lo malo. Un pueblo unido tiene mucha fuerza. Un pueblo dividido es débil.

11:7 “Vamos, bajemos y allí confundamos su lengua, para que nadie entienda el lenguaje del otro.” (LBLA) – El Eterno habla con su corte celestial para que tome medidas en esta situación. El Targum traduce el texto de esta manera: “Y HaShem dijo a los 70 ángeles que están ante él, vamos, bajemos…” Así los 70 pueblos que existían recibieron cada uno su lengua. El número 70 representa a las naciones gentiles.

11:26 Taré (Teraj) vivió setenta años, y engendró a Avram, a Nacor y a Harán. (LBLA revisada) – Según un Midrash llamado Sefer haYashar 7:22, Teraj tenía 38 años cuando le nacieron Harán y Najor. Y según el mismo libro (7:51) Teraj tenía 70 años cuando nació Avram, lo cual coloca el año del nacimiento de nuestro padre Avraham en el año 1948.

¿Por qué entonces dice Hechos 7:4 que Avraham fue trasladado a la tierra de Israel después de la muerte de Teraj? El Dr. David H. Stern escribe:[8]

"Después de la muerte de su padre. ¿Estaba Esteban bíblicamente mal informado? Génesis 11:26 parece decir que Teraj, el padre de Avraham, tenía 70 años cuando Avraham nació; y Génesis 12:4 dice claramente que Avraham tenía 75 cuando salió de Jarán; estos hechos implican que Teraj tenía 145 en ese momento. Pero Génesis 11:32 dice que Teraj murió a la edad de 205 años, sesenta años más tarde. ...

Esteban estaba usando un texto del Pentateuco que decía que la edad de Teraj fue 145 años, no 205 años. El texto samaritano del Pentateuco realmente dice 145 años, así que no estamos tratando con un deus ex machina. ...

El judío alejandrino del primer siglo, Filón, en De Migratione Avrahami, también habla de la salida de Avraham de Jarán después de la muerte de Teraj."

Mashíaj en esta Parashá

Noaj

·         Su nombre – descanso, consuelo.

·         El único justo.

·         Caminaba con Dios.

·         Obedeció los mandamientos.

·         Pasó de un mundo a otro – muerte y resurrección.

·         Ofreció ofrenda de ascensión al Eterno.

El arca

·         El único medio de salvación.

·         La madera separaba la vida de la muerte.

·         Transporta la humanidad de una vida a otra.

El diluvio

·         Aguas purificadoras para toda la tierra.

·         Ocho personas fueron salvas – el número de la salvación.

·         El 17 de Nisán descansó el arca sobre los montes – la resurrección de Yeshúa fue el mismo día.

·         El 1 de Tishrí fue quitada la cubierta del arca – el regreso de Yeshúa.

El hermano de todo hombre, 9:5 heb

Shem

·         Lleva el nombre de HaShem.

·         El Eterno es el Dios de Shem, 10:26.

·         Portador y transmisor de la bendición a todo el mundo.


[1]       Para más información ver http://arcimaging.org/ArcImagingWeb_files/frame.htm

[2]       “Nuestros rabinos enseñaron: “Los sabios de Israel siguen al R. Eliezer en cuanto a fijar la fecha para el diluvio y al R. Yehoshua en cuanto a fijar la fecha para los ciclos anuales, mientras que los sabios de los demás pueblos también siguen al R. Yehoshua en cuanto a la fecha para el diluvio” (Talmud - Rosh HaShaná 12a)

[3]       Strong H4196 mizbêach, miz-bay'-akh, From H2076; an altar: - altar.

[4]       Strong H2076 zâbach, zaw-bakh', A primitive root; to slaughter an animal (usually in sacrifice): - kill, offer, (do) sacrifice, slay.

[5]       Strong H5930 ‛ôlâh  ‛ôlâh, o-law', o-law', Feminine active participle of H5927; a step or (collectively stairs, as ascending); usually a holocaust (as going up in smoke): - ascent, burnt offering (sacrifice), go up to. See also H5766.

[6]       Strong H5927 ‛âlâh, aw-law', A primitive root; to ascend, intransitively (be high) or active (mount); used in a great variety of senses, primary and secondary, literally and figuratively: - arise (up). (cause to) ascend up, at once, break [the day] (up), bring (up), (cause to) burn, carry up, cast up, + shew, climb (up), (cause to, make to) come (up), cut off, dawn, depart, exalt, excel, fall, fetch up, get up, (make to) go (away, up), grow (over), increase, lay, leap, levy, lift (self) up, light, [make] up, X mention, mount up, offer, make to pay, + perfect, prefer, put (on), raise, recover, restore, (make to) rise (up), scale, set (up), shoot forth (up), (begin to) spring (up), stir up, take away (up), work.

[7]       Babá Metsiá 106b

[8]       Jewish New Testament Commentary, página 244, traducido por el autor de artículo.